Fecha de impresión:

2/2/01 10:15 AM

10

Borrador final

10

grabadas en audio, otras en video y de la mayoría los investigadores llenaron una guía de observación.
Estas guías, así como las entrevistas, algunas de las grabaciones de clases y los diarios de campo de los
investigadores, fueron transcritas e incorporadas en un programa computacional para análisis de datos
cualitativos (NVivo).

Posteriormente al desarrollo de las unidades, se sostuvieron entrevistas con docentes y
alumnos. Finalmente, mientras se escribía este documento, se compartieron con los profesores, los
borradores del informe, con el objetivo de validar y enriquecer lo escrito por parte de los
investigadores.

El trabajo fue realizado por un equipo de investigación compuesto por cuatro personas. Dos
investigadores principales y dos asistentes. Los investigadores principales diseñaron el estudio e
hicieron el análisis. Solo uno de ellos y una de las asistentes fueron los encargados del trabajo en las
escuelas. La otra asistente cumplió la importante labor de transcribir los cassettes de audio y video, de
ordenar e identificar los datos.

Cuadro 1
Algunas de las actividades realizadas con alumnos y profesores



25 entrevistas a alumnos.
20 entrevistas a profesores.
5 horas de trabajo con los docentes en la depuración de las
unidades a implementar.
80 horas-clase observadas.
5 sesiones (1 1/2 horas aproximadamente) con cada uno de
4 grupos de docentes.
1 taller de media jornada realizado con 2 grupos por 5 días.


IMAGE fundacion01.gif
IMAGE fundacion01.gif

2. Descripción del contexto institucional en que se desarrollo el
experimento.

El trabajo se realizó en dos Institutos público de bachillerato. El Centro Escolar "Damián
Villacorta" (IDV) y el Instituto Nacional Técnico Industrial (ITI). Ambos se encuentran ubicados en la
zona metropolitana de San Salvador. Se eligieron estos institutos porque se sabía que contaban con una
infraestructura computacional básica, que permitiría probar las ideas de la investigación. Además al
estar ubicados en la zona metropolitana, eran accesibles a los investigadores residentes en San
Salvador. Se trató además de contar con al menos un Instituto que fuese parte del proyecto de Centro
de Recursos para el aprendizaje, que era el caso del IDV.

Una vez seleccionados estos centros como candidatos para realizar la experiencia, se sostuvo
una reunión con cada director para proponerles la idea. En ambos casos la idea fue bien recibida y se
permitió presentarle el proyecto de investigación a los docentes, quienes voluntariamente decidirían si
participar o no. Se reunió a los docentes a quienes se les presentó la idea. En el ITI, solamente se